Curso de conducción segura

El pasado sábado 8 de noviembre tuve la fortuna de poder asistir a un curso de conducción impartido por el RACE y subvencionado por la Junta de Catilla y León en el aparcamiento del Campo de Fútbol Ruta de la Plata de Zamora.

Nota para los organizadores: Para la próxima ocasión, indiquen la situación del lugar donde se impartirá el curso y así los que seamos de fuera no tendremos que estar dando vueltas por la ciudad y preguntando dónde se encuentra el dichoso campo de fútbol (mapa).

El curso tuvo una duración de 4 horas, de las cuales, la primera hora estuvo dedicada a conceptos teóricos y las tres restantes se dedicaron a practicar técnicas de conducción sobre tres ejercicios.

La parte teórica estuvo bien y versó sobre las fuerzas y comportamiento que sufre un coche cuando se acelera, frena o cambia de dirección. Así como de los diferentes sistemas de seguridad de los que puede disponer nuestro vehículo (ABS, ESP,..) o de cómo influyen el estado de los neumáticos en el comportamiento del coche. Aunque todo ello son conceptos que de ninguna manera me resultaron nuevos, pues los he escuchado cientos de veces en las clases que mi padre imparte en su autoescuela de Béjar (autoescuela Castañar).

Una vez vista la teoría fue hora de poner ciertos conceptos en práctica sobre una pista a los mandos de un Renault Modus en tres ejercicios diferenciados.

El primero de ellos consistió en una frenada de emergencia sobre una superficie con adherencia asimétrica. Siendo el lado derecho de una adherencia normal y la del lado izquierdo comparable a la de una placa de hielo. Usando un vehículo sin ABS y manteniendo pisado el pedal del freno al máximo el coche llega a girar a la derecha 180º. Para evitarlo tendremos que levantar el pedal del freno cuando notemos que coche comienza a virar a fin de que las ruedas no se bloqueen y podamos contra volantear para dirigir el coche hacia delante; volviendo a frenar cuando hayamos conseguido enderezarlo. En un vehículo dotado de ABS no necesitaremos de ninguna técnica especial: pisaremos a fondo los pedales de embrague y freno y el coche se detendrá sin que se desplace hacia ningún lado y en una distancia menor.

El segundo ejercicio consistió en un eslalon delimitado por filas de conos a ambos lados. Los conceptos claves a aplicar en este ejercicio son frenar antes de tomar la curva, acelerar en el momento de salir de la curva y sobre todo, mantener una correcta posición de las manos al volante, cruzando un brazo por encima del otro para girar el volante lo más rápido posible con un número mínimo de movimientos. Justo todo lo contrario de lo que nos indica la DGT que nos dice que NO debemos cruzar los brazos para girar el volante.

El tercer y último ejercicio consistió en una frenada de emergencia sobre superficie poco adherente y cambio de carril para evitar colisionar con el vehículo que nos precede. Al igual que en el primer ejercicio, con un vehículo sin ABS deberemos soltar el pedal del freno para poder girar el vehículo a la hora de cambiar de carril y posteriormente volver a pisar el freno. Si disponemos de un vehículo con ABS no soltaremos el pedal del freno en ningún momento.

Lo dicho, un curso muy interesante para todo el mundo en el que podemos experimentar con el coche de otro 😉 como se comportaría en condiciones adversas y ver como cualquier gasto que hagamos al comprar un coche destinado a aumentar su seguridad (ABS, ESP, etc.) es la mayor inversión que podemos hacer.

Mi enhorabuena a la Junta de Cartilla y León, al RACE, a Renault y a Michelin por este curso. Esperemos que no sea el último y que más entidades apoyen este tipo de iniciativas.

Related Post

0 Comments

Comments are closed