Esa profesión tan necesaria

Pese a quién le pese, las personas que ejercen esta profesión desempeñan una labor necesaria y aunque, a muchos no les guste, seguirán existiendo por mucho mucho tiempo.

Y hay que reconocerles que su trabajo no debe ser nada fácil. Compitiendo con los de su gremio para robar un nuevo cliente. “¿Por cuánto dices que te lo hacen allí? Yo te lo hago por la mitad.”

Y además, es un trabajo que exige conocimientos de varios idiomas (francés, griego…) y un alto grado de especialización, sobre todo en el conocido como beso negro, en el que son auténticos maestros.

Otra profesión que desempeña una gran labor social es la de prostituta. Pero estas, a diferencia de los anteriores, venden su cuerpo y no el trabajo de otros.

Related Post

0 Comments

Comments are closed