Tomates confitados

Esta receta requiere bastante tiempo de horno aunque a baja temperatura y es ideal para hacerla un sábado o un domingo de lluvia en el que no apetece salir de casa.

Una vez hechos los tomates confitados los podremos conservar en un tarro cubierto de aceite durante al menos 1 mes.

Ingredientes

  • 14-20 tomates de mata maduros (el número de tomates dependerá del tamaño de la bandeja de horno que usemos)
  • una cabeza de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
  • azúcar
  • pimienta negra
  • hierbas aromáticas (tomillo, romero…)

Preparación

En primer lugar retiraremos el pedúnculo y haremos una cruz en la base de cada uno de los tomates.

Escaldamos los tomates durante unos 10 segundos y los enfriamos en agua con hielo.

Pelamos los tomates, los cortamos en 2 mitades y les quitamos las semillas y el agua de vegetación.

Metemos los tomates en un bol, añadimos sal, azúcar, pimienta negra, las hierbas aromáticas y un buen chorro de aceite.

Removemos bien y a continuación los colocamos en una fuente de horno con papel sulfurizado en el fondo con el lado abombado hacia arriba.

Metemos en el horno durante 3 horas a 90 ºC.

Sacamos la bandeja del horno y damos la vuelta a los tomates.

Volvemos a meterlos en el horno durante otras 3 horas a 90 ºC.

Sacamos los tomates del horno, los dejamos enfriar y los metemos en un tarro cubiertos de aceite.

Related Post

0 Comments

Comments are closed